miércoles, 11 de enero de 2017

La ópera infantil Brundibár se presenta en el Aula Magna de la UCV



Con 40 niños en escena, la Organización sin fines de lucro Espacio Anna Frank presentará la ópera infantil Brundibár, del compositor Hans Krása, el próximo domingo 29 de enero a las 11 de la mañana. El evento, de entrada gratuita, se realizará en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela y contará con la participación especial de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao, el Coro Infantil y Juvenil de la UCV e integrantes de Producciones “A Voces”, bajo la dirección musical del maestro Alfredo Rugeles. La dirección vocal corre por cuenta de la maestra Sara Catarine, Magda Albarracín tiene a su cargo la dirección coral; Carmen Navarro funge de profesora de canto y coral y la dirección de escena es labor de Diana Volpe.

Brundibár nos deja un legado de valor y fortaleza, de poesía en medio del horror. La partitura fue rescatada tras el Holocausto, pues su autor, el compositor judío Hans Krása, oriundo de Praga, fue enviado al campo de confinamiento de Terezin –creado por el III Reich y presentado por su propaganda como una “ciudad balneario” a la que podían retirarse ancianos y artistas judíos–, para luego ser deportados al campo de exterminio de Auschwitz. La obra, compuesta en 1938, se representó clandestinamente entre 1943 a 1945 en un orfanato para niños judíos en Praga. En Terezin, Krása tuvo que reconstruirla de memoria. La obra se interpretó allí 55 veces, con los niños recluidos en el campo integrando el elenco.

Esta hermosa obra infantil (y para toda la familia) fue redescubierta a finales de la década de 1970. En 2005, se representó en Venezuela gracias a la Fundación Konrad Adenauer, con un lleno total de la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño.

Su presentación en enero de 2017 forma parte de la programación In Memoriam de Espacio Anna Frank, en el marco del 10° aniversario de la organización. Cabe resaltar que, desde el 2010 y durante el primer trimestre de cada año, Espacio Anna Frank viene realizando actividades educativas y culturales en alianza con instituciones afines, para honrar lo dispuesto por la resolución 60/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que designó el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto.

La elección de esta fecha no es fortuita: el 27 de enero de 1945, el ejército soviético liberó Auschwitz, el mayor campo de exterminio nazi. Por su enorme trascendencia histórica, este acontecimiento fue objeto de una conmemoración global extraordinaria en 2015, a propósito de su 70° aniversario.

In Memoriam es posible en 2017 gracias al patrocinio de las Embajadas de Alemania, Argentina e Italia, a través del Instituto Italiano de Cultura de Caracas y el Comité Venezolano de Yad Vashem Sobrevivientes del Holocausto, y con la colaboración de la Universidad Central de Venezuela y su Dirección de Cultura.


Algo sublime sucedió en medio del infierno

La ópera infantil pone en escena a dos hermanos, Luisín y Anita, quienes deben conseguir dinero con el fin de comprar leche para su madre enferma. Pero su propósito se ve contrariado por Brundibár, el organillero, quien los quiere echar de la plaza. Finalmente, con ayuda de los animales y otros niños, logran vencer a Brundibár y consiguen el dinero para su mamá. El montaje concluye con un canto de la marcha de la victoria sobre la derrota del malvado organillero.

De los 15.000 niños que estaban en el campo de Terezín, sólo 89 sobrevivieron. De los cientos que participaron en Brundibár, solamente sobrevivieron 4. El compositor Hans Krása murió en Auschwitz, pero su obra lo trascendió y continúa transmitiendo un mensaje universal que debe ser recordado por nosotros y por las generaciones futuras, como una advertencia para que hechos de ésta índole no se repitan.

Brundibár es un aporte de enorme importancia para la sociedad, en búsqueda de mejores relaciones entre los seres humanos, el respeto mutuo, la responsabilidad compartida y el logro de la convivencia pacífica, que derrumba la violencia y la discriminación. Es un aprendizaje de resistencia y triunfo del espíritu humano, como afirma Marianne Kohn Beker, directora académica de Espacio Anna Frank y miembro fundadora.

Este evento musical llega al Aula Magna para enseñarnos la unidad, el compromiso de nunca olvidar y la necesidad de divulgar entre nuestros pueblos un mensaje de humanismo, solidaridad y esperanza. Como parte del programa se exhibirá también un conmovedor documental acerca del Holocausto, cuyos sobrevivientes fueron recibidos con los brazos abiertos por el pueblo venezolano. Además de tratarse de una única función de entrada libre, los asistentes contarán con seguridad para estacionar sus vehículos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada