jueves, 7 de marzo de 2013

"El odio y la intolerancia son una de las caras concretas del Mal"


Hace algunas semanas recibimos un mensaje de uno de nuestros seguidores en Facebook, Raúl Mario Ermoli Galluppi, quien espontáneamente nos hizo llegar algunas reflexiones acerca del Holocausto. Hoy queremos compartir su valioso punto de vista con ustedes



"Siento un gran respeto y un sentimiento profundo por Anna Frank. Cuando miro su fotografía me parece increíble lo que le ocurrió a ella, su familia y a su Pueblo. ¿Perdonará El Eterno lo ocurrido?".

"Para ser sincero debo confesarles que este tema, el del Holocausto, siempre ha sido para mí, y tal vez para muchas personas, un hecho más que difícil de aceptar. Si bien la historia humana, en parte, es una sucesión de guerras y demás hechos violentos, y que el pueblo judío ha sido objeto desde sus orígenes de persecuciones de todo tipo, pogroms, guettos, etc. , lo ocurrido entre 1933 y 1945 en Europa Central no tiene parangón alguno, tal vez la expresión máxima de todas las persecuciones. (No olvido otros genocidios, como el caso del pueblo armenio de parte de los turcos a comienzos del siglo XX, y el de otras otras etnias). Y estas cosas son un obstáculo muy grande cuando lo analizamos desde el lado de la Fe".

"Necesitamos hacer algo, por pequeño que sea para mejorar el “mundo humano” (sin descuidar el “natural” bastante vapuleado también por nuestro accionar), así que creo que todo lo que hagamos por la Paz, la mutua aceptación, por la no discriminación y un decidido no al estúpido racismo, debemos hacerlo (¡como si los humanos no fuésemos todos una misma cosa!... ¿qué es eso de las “razas”?). Creo que tenemos por delante un gran desafío en esta lucha interior por superar el rechazo hacia el “diferente”. Un diferente objeto de nuestra falta de aprecio, al que irracionalmente convertimos en “chivo expiatorio”, considerándolo como la causa de todos nuestros males... Esto en un momento dado explota y se generaliza. Algo así ocurrió cuando el nazismo se apoderó de la mente de millones de europeos... (¿pudo evitarse el Holocausto?). Y acercándonos a la actualidad, vemos que el racismo en general sigue vigente, y si bien no estamos en 1938, resulta preocupante el odio que manifiestan las autoridades de Irán hacia Israel y el judaísmo, disimulado como odio “solo” contra el sionismo... El odio y la intolerancia son una de las caras concretas del Mal".

Raúl Emilio Ermoli Galluppi

No hay comentarios:

Publicar un comentario