lunes, 10 de diciembre de 2012

La Coexistencia llega a la estación de Metro de Chacaíto



Desde noviembre de 2012, se presenta en la Galería El Pasillo de la Estación de Metro Chacaíto, la exposición del Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico, con carteles participantes y ganadores del Concurso, pertenecientes a los años 2010,2011, y 2012.

A través del Salón Nacional de la Coexistencia, evento llevado adelante por Espacio Anna Frank desde el año 2010, se presentan en esta ocasión 37 carteles creados por jóvenes diseñadores gráficos venezolanos, quienes plasmaron su interpretación del concepto de coexistencia en carteles llenos de vida y creatividad.

Se prevé que exposición estará abierta al público hasta fines de enero de 2013.

Los invitamos a participar en este interesante recorrido por la coexistencia.

Si no tienen ocasión de pasar por la estación, pueden ver las imágenes de la exposición en este enlace:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.440489032685595.95060.162111843856650&type=3

viernes, 7 de diciembre de 2012

Unos mil alumnos merideños exploraron múltiples significados de la Coexistencia



 Colegio La Inmaculada Concepción

Del 25 al 30 de noviembre del presente año, se llevó a cabo en cuatro escuelas de la ciudad de Mérida, la “Semana de la Coexistencia”. La actividad, organizada por el profesor Mateo Colmenares, Director de la Escuela Técnica Agropecuaria Señor de la Buena Esperanza y miembro de la directiva de la Seccional local de la AVEC (Asociación Venezolana de Educación Católica) y la organización sin fines de lucro, Espacio Anna Frank, incluyó diversas actividades, dentro de las cuales estuvo el montaje de las exposiciones itinerantes “Ana Frank, Una Historia Vigente” y el “Salón Nacional de la Coexistencia”.

La exposición “Anna Frank, Una Historia Vigente”, proveniente de la Casa Ana Frank de Holanda, la cual presenta la vida esta niña judía, quien escribió su famoso Diario durante el período en el cual se escondió con su familia de la persecución nazi en Ámsterdam, estuvo presente el domingo 25 de noviembre en la Escuela Técnica Agropecuaria Señor de la Buena Esperanza, y desde el lunes 26 de noviembre y hasta el 30 de noviembre, se expuso en el Colegio La Inmaculada Concepción, acompañada de la guiatura del Lic. César Sabas.

La exposición del “Salón Nacional de la Coexistencia”, inserta dentro del programa “Anna Frank va al aula” y compuesta por 30 carteles ganadores y algunos participantes de los concursos 2010, 2011 y 2012, los cuales reflejan el concepto de Coexistencia interpretado por diseñadores gráficos de toda Venezuela, también visitó los colegios Nuestra Señora de Fátima y San José de la Sierra durante la Semana de la Coexistencia; y la misma estará de manera itinerante en los diferentes colegios pertenecientes a la AVEC, en Mérida, a lo largo del año 2012.


Escuela Técnica Agropecuaria Señor de la Buena Esperanza
 
La Semana de la Coexistencia culminó con la inauguración, en el colegio La Inmaculada Concepción, de la Cátedra de Honor y Liderazgo, iniciativa llevada a cabo por la Escuela Técnica Agropecuaria Señor de la Buena Esperanza, el colegio La Inmaculada Concepción y Espacio Anna Frank, la cual se encuentra dirigida a jóvenes de 14 años en adelante, estudiantes o no del sistema formal. La misma se plantea generar espacios de discusión y diálogo, tomando como fuente de inspiración figuras líderes a nivel mundial a través de las cuales se reflexione sobre valores humanos en el contexto venezolano. Está previsto que cada sesión se desarrolle una vez al mes.

Todas estas iniciativas buscan sensibilizar y llevar al espectador a pensar sobre las distintas formas de vivir pacíficamente. Como señala Colmenares, “surgen de la necesidad que hay en Mérida de buscar modelos de coexistencia. De propiciar que los jóvenes discutan y reflexionen sobre estos temas”.

Espacio Anna Frank es una organización sin fines de lucro, cuyo objeto es concientizar a la sociedad venezolana acerca de la necesidad de propiciar valores como la coexistencia, el respeto al diferente y la valentía moral, condiciones que considera imprescindibles para la convivencia entre los seres humanos.

Los invitamos cordialmente a visitar nuestros álbumes en Facebook sobre estas actividades, a través de los siguientes enlaces:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.439242939476871.94828.162111843856650&type=3

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.439245039476661.94829.162111843856650&type=1

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.439246109476554.94831.162111843856650&type=1

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.439248469476318.94832.162111843856650&type=1



Comité de Exposiciones EAF

viernes, 30 de noviembre de 2012

Palabras de Ildemaro Torres con ocasión del Concierto In Memoriam 2012, en la Asociación Cultural Humboldt



El 1º de noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 60/7 en la que designó el 27 de enero como “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto”. La fecha fue elegida porque ese día, en el año 1945, fue liberado Auschwitz-Birkenau, el mayor campo de exterminio nazi. Esta Resolución insta además a los Estados Miembros a elaborar programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto, para prevenir actos de genocidio; rechaza toda negación de ese hecho histórico y condena las manifestaciones de intolerancia religiosa, incitación, acoso o violencia contra personas o comunidades sobre la base de su origen étnico o sus creencias.

Oí hablar de exterminio, sacrificios y holocausto, por primera vez, en el liceo, cuando comenzamos en las clases de latín y raíces griegas a adentrarnos en el significado de las palabras. Años después me reencontré con tales términos, en un contexto en el que calificaban experiencias padecidas por determinados pueblos. En 1959 una delegación de Polonia llevó al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en Viena, y allí repartió, un folleto con textos y fotografías que mostraban escenas de los campos de concentración y daban cuenta de los crímenes nazis; la primera reacción fue de objeción a tal distribución en medio de la alegre atmósfera del Festival, y la respuesta de los jóvenes polacos, determinante y convincente, fue que precisamente a nombre de esa alegría y de esa posibilidad de celebrar juntos, era importante recordar esos hechos bestiales, como forma de asegurar que no lleguen a repetirse, y por creer que el silencio abona el terreno para el olvido y éste para la repetición.

Con la mención de la Segunda Guerra Mundial, pensamos en tantos seres humanos de distintos países que vieron sus ciudades destruidas y pagaron con su vida la locura delirante del führer.

Sigue siendo una terrible constatación la de que grandes núcleos humanos pueden ser conducidos a una conducta irracional, en respuesta a un anatema lanzado por un líder consumido en un fanatismo religioso, político o racial. En Irán un ayatolá condenó a muerte a un escritor por considerar que una novela de éste "no reconoce que el Islam es la única religión verdadera en el mundo", y eso bastó para lanzar a millones de personas a la caza de dicho autor para matarlo por blasfemo.

El pueblo judío, de excelsa dignidad a lo largo de su historia, ha sido siempre y desde siempre amante y cultivador de la música, y aun padeciendo las criminales circunstancias a que fueron sometidos, nunca renunciaron a ella y menos al deseo de interpretarla, hasta llegar a conformar una orquesta de varios violines con quienes al ser hechos prisioneros se llevaron con ellos su pequeño instrumento; así sucedió en Theresienstadt, ciudad en la cual la Gestapo estableció en 1940 un ghetto amurallado al que cínicamente identificaban como colonia judía modelo, campo de concentración transferido por los alemanes a la Cruz Roja en 1945; y en el año 2007, por iniciativa de la mezzosoprano Anne Sofre Von Otter fue hecho público un disco con obras de compositores judíos creadas durante su permanencia en ese lugar.

Aquiles Nazoa en su Historia de la Música contada por un Oyente, narra el camino recorrido por ella y su evolución como parte fundamental de la presencia humana en este planeta. Considera que no todas las creaciones del hombre facilitan un discernimiento para explicarlas, así la creación musical, que lo lleva a preguntarse ¿Por qué hace música el hombre? ¿Qué necesidades o qué emociones lo impulsaron a manifestarse en la expresión musical? ¿De qué parte o de cuál mecanismo de su ser le sale al hombre la música?

Nos cuenta el mismo poeta que la música, en sus orígenes, se asocia a la necesidad de comu­nicación entre los seres humanos, y en tal sentido es seguramente ante­rior a la palabra; además de que a la vez que inventaba la música, el hombre se descubrió a sí mismo como el primero de sus instrumentos musicales.

Ha sido maravilloso este estar juntos Mozarteum Caracas, Espacio Anna Frank y Asociación Cultural Humboldt. Hoy está aquí Elizabeth Marichal, y le agradecemos cuanto ha hecho para que este concierto tenga lugar. A sabiendas del entrañable amor judío por la música, nos ha conmovido profundamente el acierto de la Escuela de Música Mozarteum Caracas al recordar la nefasta fecha del Holocausto rindiéndole homenaje a las víctimas de aquel hecho, con este concierto de tan alta calidad estructural y cuidada selección de las piezas a interpretar y sus respectivos ejecutantes, y con la fiel mención de sus autores; así como el lucimiento del Ensamble de Cuerdas dirigido por Richard Biaggini.

La Asociación Cultural Humboldt, saludada en la persona de su distinguida Directora Cristina Neufeld, representa un ente de especial significación, así como una constante en nuestros pensamientos y en nuestro quehacer humanístico; la vemos y la sentimos como la casa de todos nosotros, conocida y reconocida en la generosidad con que siempre nos abre sus puertas y en la calidez con que nos alberga a quienes acudimos a ella.

A su vez nuestro Espacio Anna Frank es una institución que promueve la aspiración legítima de todos los seres humanos, de convivir en libertad y en armonía. Compartimos la historia, los valores y la diversidad cultural judías, y propiciamos el acercamiento con otros sectores de la vida nacional en aras de la comprensión, la solidaridad y el respeto a las diferencias. Asimismo fomentamos toda actividad comprendida dentro del ámbito intelectual y cultural, que estimule el espíritu de tolerancia y la responsabilidad social.

Es necesario detener la carrera armamentista que obsesiona a muchos gobernantes, y la aplicación del conocimiento científico como elemento de apoyo en la instrumentación del genocidio tecnológico.

Es una sentida aspiración que desarrollemos en el mundo una Cultura de la Paz, en la que sea un valor irrenunciable el derecho a una vida sin la sombra amenazante de la guerra; y urgente la necesidad de estructurar un proyecto conducente a acciones socialmente trascendentes.

Ansiamos la paz, pero no entendida simplemente como la ausencia de conflictos bélicos, sino también como un resultado que emana de la justa satisfacción de todas las aspiraciones, profundamente sentidas, que en esencia constituyen los llamados Derechos Humanos.

Nos emociona que esta conmemoración en homenaje a las víctimas del Holocausto incluya este concierto, por responder a nuestra convicción de que la música ennoblece aún más el recuerdo y porque pensando y sintiendo en futuro tiene sentido exaltar en su significado la sensibilidad y la creatividad, como valores esenciales de la condición humana.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Informe sobre el “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto”, por Paulina Gamus*



Los días 28 y 29 de enero de 2000 se reunió en Estocolmo, Suecia, convocado por el gobierno de ese país, el Foro “El Holocausto: sobre el recuerdo, la educación y la investigación”. La reunión congregó a casi todos los países de Europa, a tres países de América latina: Argentina, Brasil y Uruguay y además Israel, Sudáfrica, Turquía, la ONU, el Consejo de Europa y la Santa Sede como observador. Los asistentes firmaron la Declaración de Estocolmo con el texto siguiente: “Con la humanidad todavía aterrada por el genocidio, la limpieza étnica, el racismo, el antisemitismo y la xenofobia, la comunidad internacional comparte la solemne responsabilidad de combatir esas fuerzas del mal” y se comprometieron a destinar el 27 de enero como fecha para guardar en la memoria colectiva el Holocausto (en hebreo Shoá) planificado y cometido por los nazis, como una tragedia que cambió las bases de la humanidad. El 27 de enero fue elegido para conmemorar el Día Internacional de Recordación del Holocausto, ya que en esa fecha del año 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi en Auschwitz-Birkenau (Polonia).

El 1º de noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 en la que designó la fecha del 27 de enero: “Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto”. Tras la aprobación de la resolución, el Secretario General de las Naciones Unidas describió este día especial como "un importante recordatorio de las enseñanzas universales del Holocausto, atrocidad sin igual que no podemos simplemente relegar al pasado y olvidar". Los horrores de la segunda guerra mundial dieron lugar a la creación de las Naciones Unidas. El respeto de los derechos humanos de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión, es uno de los mandatos fundamentales previstos en su Carta.

Al inaugurar el Museo de la Historia del Holocausto en Yad Vashem (Israel) en marzo de 2005, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, recordó que: "la repulsa al genocidio, al asesinato sistemático de seis millones de judíos y millones de otras personas fue también uno de los factores que promovieron la Declaración Universal de Derechos Humanos". El Secretario General agregó: "Las Naciones Unidas tienen la responsabilidad sagrada de combatir el odio y la intolerancia. Si las Naciones Unidas no están a la vanguardia de la lucha contra el antisemitismo y otras formas de racismo, niegan su historia y socavan su futuro”.

Espacio Anna Frank, conforme a sus postulados y objetivos, se adhiere una vez más a esta conmemoración, con el fin de divulgar el significado y dimensiones de un crimen sin parangón en la historia de la humanidad, como fue el Holocausto, y contribuir así a evitar que hechos similares puedan repetirse en algún lugar del mundo.

*Palabras pronunciadas por Paulina Gamus en el evento In Memoriam 2012, organizado por Espacio Anna Frank con ocasión del Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Filósofo Juan Nuño fue homenajeado en la B’nai B’rith de Venezuela

El 16 de octubre se realizó en la sede de la Fraternidad Hebrea B’nai B’rith de Venezuela un homenaje al filósofo Juan Nuño, quien fuera profesor de la Universidad Central de Venezuela. Durante el evento también se presentó el libro de su autoría, Escritos judíos, una recopilación de diversos artículos de este destacado catedrático y pensador en los que aborda la temática judía, Israel y el sionismo.

El evento y la publicación del libro fueron patrocinados por el Espacio Anna Frank, la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) y la Fraternidad Hebrea B’nai B’rith de Venezuela. La edición e introducción de la obra fue realizada por la hija de Juan Nuño, Ana, quien no pudo asistir al evento por motivos de salud; no obstante, ella es el alma y motor de esta actividad en homenaje a su padre, y quien con denuedo, persistencia y mucho amor se ha dedicado a rescatar el legado de Juan Nuño.

En sus palabras de apertura, Miriam Feil, presidenta del Consejo Nacional de B’nai B’ri­th Venezuela, expresó que “nos sentimos muy orgullosos y honrados de rendirle un merecido homenaje al filósofo Juan Nuño al cumplirse 85 años de su nacimiento, y unirnos a la serie de actividades que se han venido rea­lizando en el país en su memoria. Puedo agregar que Juan Nuño es amigo de larga data de B’nai B’rith, porque compartimos su esencia libertaria y muchos de sus pensamientos. Fue Premio B’nai B’rith de Derechos Humanos 1975, el máximo reconocimiento que otorga nuestra institución a personas que se han destacado en el ámbito nacional, han hecho grandes aportes al desarrollo de las artes y las ciencias, y han cumplido una importante labor social y educativa como este insigne filósofo”.

Feil recordó que Nuño también tuvo un papel destacado en el Comité Venezolano de Estudios Sobre la Situación de la Minoría Judía en la Antigua URSS, que luego se constituyó en Comité Permanente Venezolano Pro Derechos Humanos de la Minoría Judía en la Unión Soviética (1978-1990).

Palabras en su honor
Abraham Levy Benshimol, ex presidente de la CAIV, comentó que “la comunidad judía de Venezuela siempre respondió con creces al llamado de la CAIV para apoyar a nuestros correligionarios discriminados en la Unión Soviética (...) Juan Nuño siempre nos acompañó en esta lucha; su presencia, como la de otros, sirvió de estímulo e incentivo para continuar en esta desigual batalla, que finalmente ganamos, cuando miles de judíos soviéticos comenzaron a emigrar a Israel y otros países a finales de la década de 1980 a raíz del colapso de la URSS”.

Por su parte, Paulina Gamus habló sobre la vez en que conoció al filósofo: “Jamás le pregunté qué pensó cuando se encontró con aquella joven bastante desvalida en términos de ideología marxista y mucho más de conocimientos filosóficos. Por mi parte sentí el respeto, que se fue haciendo reverencial, de un alumno por el maestro que lo sabe todo y lo sabe bien. Nuño me ayudó a entender las razones históricas del antisemitismo soviético, porque una de las razones para apartarse de la devoción marxista de su juventud y de sus primeros escritos fue la incapacidad del comunismo estalinista para deslastrarse del antisemitismo militante de la era zarista, aparte de todas las purgas y crímenes que cometió”.

El profesor Carlos Villalba habló sobre los momentos que compartió con Nuño: “Nuestra amistad no comenzó por el afecto, comenzó por la admiración y el respeto, concluyó trasformando la generosidad con la que empleaba sus conocimientos en genuino cariño. Su razón no obligaba, su razón convencía. Busquémoslo”.

Participó también Marianne Kohn Beker, directora y miembro fundadora del Espacio Anna Frank, quien habló del pensamiento de Juan Nuño y lo comparó con la destacada filósofa y política judeo-alemana Hannah Arendt. Gustavo Arnstein, ex director de Nuevo Mundo Israelita, exclamó: “Hay seres que llegan a uno para no irse jamás (...) Es la hendidura afectiva que dejan indeleblemente aquellos semejantes que impactan con las virtudes de su humanidad y cuya conducta existencial e intelectual dejan mella definitiva en quienes, por una razón u otra, se ven inmersos en su campo gravitatorio de acción”.

Abel Flores
www.caiv.org

lunes, 1 de octubre de 2012

Centro Comercial El Recreo y Espacio Anna Frank clausuran III Salón Nacional de la Coexistencia




Un agradable encuentro, ejemplo de los valores que promueve Espacio Anna Frank, fue el marco adecuado para el evento de clausura del III Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico, el cual se realizó en los espacios del Centro Comercial El Recreo el 27 de septiembre de 2012, a las 10 am.

Durante 25 días, los ambientes abiertos del C.C. El Recreo, acogieron a las nueve propuestas que resultaron ganadoras del Concurso III Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico 2012, a partir de la evaluación de 72 obras de jóvenes diseñadores gráficos que expresaron su visión particular del significado de la coexistencia como "un tema de valor social universal", tal como lo expresan los postulados de Espacio Anna Frank.

Las seis imágenes gráficas seleccionadas por el jurado corresponden a Argenis Barreto, José Gregorio Ferrer, Jacqueline Cherouvrier, Raúl Higuera, José Leonardo Rodríguez, César Andrés Figueroa y Jorge Montero. En cuanto a las tres imágenes ilustrativas, fueron seleccionadas las propuestas de David Chávez, Frank Carlos Guzmán y Anastasia Carpio-Alejandra Panza.



Como Premio Único del Salón fue distinguida la obra de José Gregorio Ferrer Amitesarove, mientras que la propuesta de Jacqueline Cherouvrier obtuvo Mención Honorífica. El Salón contó además con el maestro Santiago Pol como artista invitado, quien también aportó su talento con un cartel representativo del tema de la Coexistencia.

Directivos de Espacio Anna Frank y del Centro Comercial El Recreo, así como representantes de diversos sectores del país, estuvieron presentes en este acto de clausura, para testimoniar su convicción sobre la importancia de comprender y fomentar la coexistencia, como vía para transformar de manera positiva a la sociedad venezolana.

Los invitamos a ver la galería de fotos del evento aquí.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Acto de Premiación del Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico 2012


El martes18 de septiembre a las 7 pm, en el nivel C2 Puente del Millennium Mall, y en el marco de “Septiembre, mes de la Coexistencia”, Espacio Anna Frank y dicho Centro Comercial abrieron al público la exposición de los carteles ganadores del Concurso Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico 2012, evento cultural, educativo y artístico que pretende amalgamar distintas visiones, encargadas estas de expresar a su vez, la unificación de las diferencias.

Conjuntamente se llevó a cabo la premiación del concurso, a la cual asistieron los nueve ganadores de la edición 2012.

Allí, expuestos en gran formato, se encontrarán hasta el mes de octubre los nueve (9) carteles ganadores de este importante evento anual. Los mismos han sido creados por jóvenes venezolanos, estudiantes y profesionales del diseño gráfico, quienes con sus imágenes pretenden promover la coexistencia a nivel nacional, inspirar a la reflexión, a la toma de conciencia y a la difusión de valores humanos que nos puedan llevar a reflexionar sobre el respeto al otro.

José Gregorio Ferrer, Jacqueline Cherouvrier, Argenis Rafael Barreto, Raúl José Higuera, José Leonardo Rodríguez, César Andrés Figueroa, Jorge Montero, Anastasia Carpio, Alejandra Panza, David Chávez León y Frank Carlos Guzmán, estuvieron presentes junto a sus carteles ganadores, y recibieron reconocimientos a su labor creativa.

Los carteles ganadores Se expondrán en las instalaciones del Centro Comercial el Recreo, Galerías el Recreo y Millennium Mall durante septiembre y octubre. Igualmente, los carteles de las ediciones 2010, 2011 y 2012 del Concurso, se encontrarán expuestos en el Museo Kern de la Unión Israelita, durante dichos meses.

El acto de clausura del Concurso Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico 2012, se llevará a cabo el día jueves 27 de septiembre de 2012 a las 10 am, en el Centro Comercial Galerías El Recreo, lugar en el que se mantendrá la exposición hasta el jueves 1° de noviembre de 2012.

Pueden ver la galería de fotos sobre el acto de premiación aquí:
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.410089389058893.88326.162111843856650&type=1&l=a32ba1a50a

lunes, 17 de septiembre de 2012

Conversatorio “Hablemos sobre Coexistencia”



En la tarde del 13 de septiembre, en el marco de “Septiembre, mes de la Coexistencia”, tuvo lugar en el museo Kern de la Unión Israelita de Caracas, el conversatorio promovido por Espacio Anna Frank y esa institución: “Hablemos sobre Coexistencia”.

En un agradable ambiente y rodeados por la exposición de carteles 2010, 2011 y 2012 del Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico, se dio esta amena e interesante tertulia con la participación como ponentes de destacadas personalidades del mundo del diseño gráfico y las artes plásticas. Santiago Pol, diseñador gráfico de amplia y reconocida trayectoria, maestro del cartel, Rosa Virginia Urdaneta, artista plástico y Juan Carlos Darias, Director del Instituto de Diseño Darias y de la Galería Venezolana de Diseño, hicieron sus ponencias y compartieron animada y reflexivamente con el público presente.

Santiago Pol abordó la temática de la coexistencia a través de una interesante retrospectiva de su propia vida, donde como un niño extranjero, proveniente de Cataluña, se sintió desde un comienzo recibido, incluido e integrado a la sociedad venezolana, sin distingos de ninguna clase. Rosa Virginia Urdaneta, habló de la importancia de gestionar y promocionar las sociedades inclusivas para construir en convivencia; y Juan Carlos Darias, escogió también su universo personal, haciendo referencia a la “cuadra” que lo vio nacer y cómo en este entorno, la palabra “nosotros” diseñaba el día a día y la coexistencia, más que nombrarse, se vivía.

La conversación con el público fue interesante, activa y amena, creando un espacio de amplio y respetuoso diálogo sobre un tema que esperamos seguirá un camino de futuros encuentros, reflexiones y, sobretodo, concreciones.

Los invitamos a visitar una galería de fotos sobre el conversatorio, donde además podrán apreciar algunos de los carteñes del Salón Nacional de la Coexistencia expuestos en el Museo Kern de la UIC:
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.408642312536934.87925.162111843856650&type=1&l=1a7c7a2098

lunes, 10 de septiembre de 2012

Una formidable exposición en el Museo Kern





Para Espacio Anna Frank resulta una oportunidad valiosísima, el hecho de haber llevado adelante exitosamente el tercer Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico 2012, un proyecto educativo, artístico, social y humano, a través del cual se reflejan y valoran los objetivos que fundamentan nuestra Institución. La Coexistencia, la tolerancia y el respeto al semejante, bases de todas nuestras actividades, fortalecen y animan los objetivos y la misión de de esta valiosa iniciativa, y nos concentran cada vez más en actividades que nos ayudan a promover un futuro promisorio centrado en la acción.
Quienes creemos a ciencia cierta que el hombre tiene entre mente, corazón y manos la posibilidad y la capacidad de concebir y realizar acciones que apoyen y asistan la justicia social y la libertad, tenemos que ser firmes en nuestras expresiones por lograr un cambio de rumbo que se manifieste claramente en hechos de paz. Y es dentro de estas bien llamadas expresiones, donde se sitúa el Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico 2012, como actividad que pretende promover el concepto de Coexistencia a través del diseño de propuestas gráficas cuya exposición exprese la Coexistencia a nivel nacional.

Nuestra Asociación Civil sin fines de Lucro, creada en 2006, lleva el nombre de Anna Frank, una niña judía que nació en Fráncfort del Meno, Alemania, el 12 de junio de 1929 y quien murió el 12 de marzo de 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen, luego de haber pasado casi dos años y medio en un refugio de la ciudad Ámsterdam, ocultándose con su familia de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Allí, en ese refugio y cuando tan sólo contaba con 13 años de edad, Annelies Marie “Anne” Frank, conocida en castellano como Ana Frank, escribió un diario íntimo que la hizo famosa después de su muerte; y en el cual dejó constancia de sus pensamientos, miedos, emociones, vivencias y esperazas durante ese período de encierro. Ana Frank, un ser humano valiente y lleno de fuerza, quien a pesar de las vicisitudes, las limitaciones y el dolor que le toco experimentar en vida, es aún un símbolo de esperanza y confianza en la bondad del hombre.

Por ello todas nuestras iniciativas como institución se encuentran destinadas a promover la esperanza a través de las acciones, y a alertar y alentar a las personas para que tomen en sus manos sus destinos y paso a paso alcancen metas de reflexión y de paz.

Con este espíritu, Espacio Anna Frank convoca desde 2010, el Salón Nacional de la Coexistencia, Categoría Diseño Gráfico, evento que ya celebra su tercera edición y el cual se plantea el encuentro de diversas corrientes culturales y educativas del país concentradas en motivar el significado y la aplicación del término “Coexistencia” en la divulgación más amplia posible de todo lo concerniente al tema.

Los carteles ganadores del Salón, han sido creados por jóvenes venezolanos, estudiantes y profesionales del diseño gráfico, quienes con sus imágenes han promovido la coexistencia a nivel nacional, inspirando a la reflexión, a la toma de conciencia y a la difusión de valores tan importantes como el respeto al otro.

Los invitamos a visitar desde ya la exposición de los carteles que entre 2010 y 2012 han formado parte de esta iniciativa. La cita es en el Museo Kern de la Unión Israelita de Caracas, en la Av. Washington de San Bernardino.