jueves, 15 de septiembre de 2011

Coexistencia

Coexistencias geográficas
© Lorena Bou Linhares


Para dejar el país de origen hace falta coraje, el mismo que necesitas después para no regresar. Cuando te mudas a otro país, desempolvas una nueva habitación, surcas otro paisaje, te adiestras en otra lengua, y a partir de entonces vives en más de un lugar. Mientras te amoldas a tu nueva vida, e incluso después, cuando crees que llevas las riendas, hilas fuerte, mirando atrás, como Ulises. Porque cuando se emigra, el aquí y el allá coexisten, sin tregua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario