miércoles, 15 de junio de 2011

¿Cómo luciría de haber sobrevivido al Holocausto?

Anna Frank a los 80 años


He aquí una fotografía de cómo podría haber sido una “dama hermosa y de apariencia bondadosa”, su rostro ajado por el paso del tiempo de una vida que nunca vivió: se trata de Anna Frank, a los ochenta años.
La imagen de progresión de edad muestra a Ana Frank tal como luciría  si no hubiese fallecido de tifus e inanición a los quince años, en marzo de 1945, unas pocas semanas antes de que el campo de concentración de Bergen Belsen fuera liberado por las tropas británicas.
Creada por la Fundación Ana Frank del Reino Unido con motivo del octogésimo aniversario de su nacimiento usando las mismas técnicas desarrolladas para envejecer artificialmente a personas extraviadas —como la niña Madeleine McCann—, se espera que la fotografía ayude a los escolares británicos a pensar en la clase de vida que les gustaría llevar y a recordar la pérdida de seis millones de seres humanos durante el Holocausto.
La media hermana de Ana Frank, Eva Schloss, una sobreviviente de Auschwitz que jugaba con ella de niña en Ámsterdam, cuando vio la imagen envejecida por primera vez señaló: “Debo decir que estaba un tanto impactada… Realmente no sé por qué. Es una bella dama, muy dulce, de apariencia muy bondadosa con esa dulce sonrisa”.
La imagen fue producida por una firma de Michigan, llamada Phojoe, la cual ha trabajado con la policía estadounidense en docenas de casos de personas extraviadas.
La firma describe la técnica como “parte arte, parte ciencia y un poco de intuición”, y basa su imagen envejecida en cuantas fotografías estén disponibles, las cuales, en el caso de Ana Frank, eran las de una despreocupada jovencita.
La doctora Schloss cree que la pérdida de su madre y su hermana y las experiencias que Ana vivió en Auschwitz, y luego en Bergen Belsen, habrían dejado su marca en ella si hubiera sobrevivido.
“En lo personal, creo que ella habría estado amargada y decepcionada. No veo nada de eso en esta foto”, dijo Schloss.

Fuente: Telegraph (Reino Unido)
Traducción: Nuevo Mundo Israelita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada